¿Qué hacemos?

Nuestro objetivo es optimizar la calidad de vida del paciente y su familia mediante la excelencia en la calidad de nuestros servicios. Esta forma de trabajar ha marcado siempre el crecimiento de En Casa y es así que hemos logrado responder favorablemente a las diversas necesidades de tantos pacientes y familias que hemos atendido.
El éxito hasta aquí alcanzado, compromete más a cada uno de los profesionales que trabajamos en En Casa. Con ese compromiso como guía, en octubre de 2001 certificamos las Normas ISO 9002 para los Servicios de Internación Domiciliaria. Las normas son una parte del Sistema de Gestión de Calidad, que incluye además de todos los aspectos cubiertos por la ISO , especial atención a los temas de procesos clínicos.
Durante la internación nos ocupamos de la educación del paciente y su entorno sobre la condición que lo afecta. Consideramos fundamental el conocimiento de la enfermedad, sus alternativas de tratamiento y su evolución.
El éxito de la internación domiciliaria depende en gran medida de que pacientes y familiares sean partícipes del proceso.

¿En qué se beneficia el paciente y su familia?

  • Evita la internación sanatorial innecesaria, disminuyendo los riesgos derivados de la internación convencional por ejemplo: infecciones, trauma hospitalario, traslados.
  • Atención Personalizada: A través de la coordinación se le da continuidad al proceso de atención.
  • Participación activa del paciente y su familia en el proceso curativo.
  • Permite mantener las funciones del grupo familiar.

¿En qué se beneficia el médico?

  • Tiene a su disposición un equipo multidisciplinario coordinado, que hace efectiva la indicación médica en el domicilio y está al tanto de las características particulares de cada caso.
  • Dispone de información actualizada en todo momento sobre el estado y evolución del paciente.
  • Recibe ayuda en la contención para enfrentar la situación psicológica del paciente y la familia, especialmente en casos de enfermos con patologías crónicas.